LSIEL 20: La palabra "mujer" en indoeuropeo


LSIEL 20: La palabra "mujer" en indoeuropeo

Artikel-Nr.: ISBN 9783895864667
103,20
Preis inkl. MwSt., zzgl. Versand


La palabra "mujer" en indoeuropeo

Francisco José Ledo-Lemos
Universidad de Salamanca

Las investigaciones de los neogramáticos, y muy especialmente de Karl Brugmann, reconstruyeron para el indoeuropeo dos protoformas cuyo significado debía haber sido “mujer”. Una de estas protoformas, a la que Brugmann formulaba como *gwena- y que hoy suele formularse como *gw(e)n(e)H2-está amplísimamente atestiguada en la práctica totalidad de las ramas indo-europeas. Pero, pese a tan amplio testimonio, la reconstrucción sigue siendo objeto de continuas polémicas entre los estudiosos. Se discute así si en reali-dad hay que reconstruir para la última época de la lengua común una única protoforma, o dos, o incluso tres, correspondientes todas a una misma raíz, pero con diferencia en la sufijación (la protoforma sin sufijación, * gwen-, habría convivido con dos formas derivadas de ella: la forma ya citada con sufijo larin-gal, *gw(e)n(e)H2-, y una tercera forma con sufijo *-i: * gwen-i-). Los estudiosos discuten también los detalles del sistema apofónico que podría tener esta forma (o formas), y no hay acuerdo tampoco en si el sufijo que presenta *gw(e)n(e)H2- es o no el mismo que el presentado por los tradicionalmente llamados “temas en *- a”.



Para la segunda de estas protoformas, que Brugmann formuló como *s(o)r- los testimonios son mucho menos rotundos, y su reconstrucción se hace a partir de una serie de inferencias más o menos indirectas. Muchos estudiosos niegan sin más la validez de los testimonios a favor de dicha protoforma. Y, entre quienes aceptan su existencia, hay numerosas discrepancias en la reconstrucción del detalle.

En el presente trabajo se intenta exponer el estado de la cuestión respecto a estas dos protoformas. Aparte de su importancia intrínseca, su estudio resulta ser de primerísima importancia en relación con el problema del origen del género gramatical femenino: desde Brugmann se viene considerando a la protoforma *gw(e)n(e)H2- como la responsable directa de que el sufijo *-(e)H2- se transformara en la marca de femenino.

El autor de este trabajo, Francisco José Ledo-Lemos, fue becario de investigación de la Universidad de Salamanca, bajo la dirección del profesor Francisco Villar, y en dicha universidad obtuvo el grado de doctor en Filología Clásica. En la actualidad es profesor titular de enseñanza secundaria y profesor conferenciante de la Universidad de Vigo.

ISBN 9783895864667. LINCOM Studies in Indo-European Linguistics 20. 160pp. 2002.

Diese Kategorie durchsuchen: LINCOM Studies in Indo-European Linguistics (LSIEL)